miércoles, 10 de octubre de 2012

Porque Juan Osorio manda ( Álvaro Cueva )

Juan Osorio es uno de los productores de televisión más importantes de nuestro país, un hombre visionario al que vale la pena estudiar y admirar.

Su más reciente creación, Porque el amor manda, es de lo mejor que se ha hecho en México en muchos años, una telenovela que va a llegar muy lejos. De mí se acordará.


Pero vámonos por partes. ¿Por qué Juan Osorio es tan importante si mucha gente solo lo ubica por sus cuestiones personales?
Porque ha logrado construir un estilo, hacer una escuela. Juan es, para la industria del siglo XXI, lo que señorones como Valentín Pimstein y Ernesto Alonso fueron en los años 60 y 70.
Es un ejecutivo que domina la materia, que no le tiene miedo ni a lo popular ni a lo intelectual y, lo más importante de todo, que ha sabido evolucionar.




Nada qué ver entre Porque el amor manda y muchas de sus creaciones anteriores como Salomé, Marisol y Días sin luna pero, al mismo tiempo, todo qué ver.
Son producciones diseñadas por y para el público, con una profunda noción del espectáculo y una perfecta combinación de figuras consagradas con maravillosos lanzamientos.

Y ni hablemos de su visión de México, de su visión del mundo, de la participación de enormes directores, de su espléndido manejo de la musicalización y de todo lo demás.
Juan Osorio sabe lo que hace y tiene la peculiaridad de darle al pueblo justo lo que el pueblo necesita en el mejor momento y de la mejor manera.


Porque el amor manda es una cátedra de mercadotecnia, de manejo de redes sociales, de madurez y de amor por esto que ya casi nadie quiere, que se llama telenovela y que merece el mayor de los respetos.
¿Por qué es una cátedra de mercadotecnia? Porque se nota que el señor Osorio estudió los ratings de las 20:15, que analizó el fenómeno de Por ella soy… Eva y le dio continuidad no solo a una temática de género sino a un tono familiar, humorístico, populachero, entrañable y desgarrados. ¡Bravo!


¿Y qué tiene que ver esto con las redes sociales? Que Juan se la pasó atendiéndolas en sus últimas producciones y que, con la mayor humildad del mundo, aprendió.
Si Porque el amor manda comenzó en Chicago no fue por capricho, fue porque el queridísimo público de esa ciudad se volcó hacia lo que el señor Osorio hizo en Una familia con suerte y él, en reciprocidad, decidió arrancar ahí su nueva telenovela.


¿Qué otro productor conoce usted que haga algo parecido, que tenga esa capacidad de respuesta, que se lo proponga y lo consiga? Lo mismo pasó con el tema Monterrey.
Lo digo como regio y lo digo con orgullo. No existe mayor plaza consumidora de telenovelas en toda nuestra nación que la Sultana del Norte. Grabar en Nuevo León es un reconocimiento a esa devoción. ¡Gracias! ¿Ahora entiende cuando le hablo de madurez, amor y respeto?


 Quiero a Juan Osorio, admiro su trabajo y me siento muy afortunado de haber visto prácticamente todas sus creaciones.¿Y qué es Porque el amor manda? La versión mexicana de una bellísima telenovela colombiana llamada El secretario. Pasa de lunes a viernes a las 20:15 por El Canal de las Estrellas.¿De qué trata? Son las aventuras de un hombre pobre, bueno, estudioso y trabajador que hace todo lo humanamente posible por sacar adelante a su hija, una niña de seis años. ¿Cuál es la nota? Que por primera vez en la historia de la televisión mexicana se está tratando, de manera estelar, el conflicto de los papás solteros.Por eso le digo que es una cuestión de género, por eso estoy tan encantado. 

Porque el amor manda es una muy clara demostración de que las cosas están cambiando tanto en México como en Televisa como en el negocio de los melodramas seriados. Si alguien hubiera propuesto algo así en 2004, en 1996 o antes, nunca nadie lo hubiera hecho. ¿Cómo? ¿Una telenovela de protagonista masculino? ¿De un hombre que le lava los calzones a su hija? ¿De un macho mexicano que se rebaja a chambear de secretario? ¡Por supuesto que no! Qué genial que algo así esté pasando en nuestra televisión y que sea Fernando Colunga (Jesús) quien protagonice esta historia. El personaje es ideal para él porque representa algo nuevo, un reto y porque lo va a ayudar a hacer la transición de galán a señor pero sin perder lo atractivo, sin perder lo joven. ¡Se va a consagrar! Y como él, muchos de sus compañeros. ¿Me creería si le dijera que con lo poquito que le vi a Kika Edgar (Xóchitl), ya la adoro? ¿Que con lo poquito que le vi a Violeta Isfel, a Alejandro Ávila y a Julissa, ya los quiero? Aquí hay muchos actores muy buenos para muchos personajes muy padres y para una historia que promete ser otro cañonazo de Televisa, otro cañonazo de Juan Osorio. Y es que este señor, insisto, es uno de los productores de televisión más importantes de nuestro país, un hombre visionario al que vale la pena estudiar y admirar. ¿A poco no?

0 Comentario:

Copyright © Tv Novelas Magazine | Powered by Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com